El ejercicio durante el embarazo es fundamental para la preparación al parto y además son grandes los benéficos que conseguirás si trabajas guiada por un profesional del deporte, como mejorar el estado de ánimo, favorecer el sueño o aliviar molestias