HIPOPRESIVOS

Los hipopresivos son ejercicios posturales que no aumentan la presión intraabdominal o que la disminuyen, provocando a corto, medio y largo plazo efectos positivos para la salud a nivel postural, respiratorio, vascular, metabólico y sexual.

¿En qué se diferencia un hipopresivo de un abdominal clásico?

La diferencia entre un hipopresivo y un abdominal clásico es grande, ya que las mejoras que se consiguen con los hipopresivos son más globales, y no están enfocadas tan solo en la musculatura abdominal. Además de esto, el tipo de contracción que buscamos en la musculatura de abdomen y periné con los hipopresivos es, en gran parte, involuntaria; por lo que alcanzamos mejoras en el tono de base de esa musculatura sin pensar en contraerla.

Beneficios de los hipopresivos

Los beneficios de los hipopresivos son muchos y a varios niveles. “Sirve como prevención de hernias discalesinguinalesumbilicales, etc., y es especialmente importante en la mujer para evitar el descenso de los órganos pelvianos y la incontinencia urinaria”,

Pero, sobre todo, dice este experto en hipopresivos, “lo que buscamos en el método de entrenamiento Hypopressive RSF (siglas inglesas que corresponden a reprogramación sistémica funcional) es la prevención de lesiones y la mejora de la salud y la condición física. Como profesionales de la actividad física y del deporte no tratamos patologías, sino que ayudamos a corregir debilidades y patrones de movimiento incorrectos y eso normalmente va asociado a la reducción de dolores y molestias”.

Dentro de este sistema -creado por el belga Marcel Caufriez, doctor en Ciencias de la Motricidad y especializado en Rehabilitación-, también está la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH), que es llevada a cabo por fisioterapeutas especializados y en la que se tratan patologías asociadas a la musculatura abdominal y perineal.

¿En qué personas están recomendados?

Los hipopresivos se recomiendan en todo tipo de personas, ya que en la sociedad en la que vivimos con tanto trabajo sedentario, uso de móviles e inactividad física, es necesario recolocar el cuerpo y hacerlo fuerte en su posición natural, con la columna vertebral bien erguida, y abandonar esas posturas con columnas curvadas y cabezas adelantadas, que tantas patologías y lesiones llevan asociadas.

Hay población que estaría excluida de la práctica de esta técnica, como serían los hipertensos y las mujeres embarazadas. No obstante, los pacientes con hipertensión arterial sí que podrían trabajarlos con un fisioterapeuta especialista en gimnasia abdominal hipopresivo.

Cronograma del evento (2)

JUEVES
-

JUEVES
-